CHILE DE ÁRBOL (fresco y seco)

México es centro de origen, domesticación y diversificación de la variedad Capsicum annuum, plantas compuestas por un tallo leñoso, tipo arbusto. Las flores casi siempre son blancas y a veces verdosas. El fruto varía de tamaño, color y sabor, dependiendo del tipo de suelo, clima, etcétera.
El chile de árbol pertenece a esta especie, y es conocido como chile alfilerillo, bravo, cola de rata, pico de paloma o sanjuanero.
Tiene forma alargada y delgada, y llega a medir hasta 7 centímetros; de color verde cuando está fresco, y rojo cuando madura; seco, recibe el nombre de chile de árbol seco. Tanto fresco como seco, es de sabor sumamente picante, lo que lo hace ideal para la preparación de salsas crudas y cocidas, que acompañan a los antojitos; para caldos y guisos caldosos. Una particularidad es que casi siempre se utilizan sin retirarles las semillas y las venas.
El llamarlo de árbol, no significa que crezca en uno, sino porque la altura del arbusto que lo produce es mayor al resto de los de esta especie. La producción y el consumo de chiles de árbol se localizan principalmente en las regiones Altiplano Norte (Chihuahua y Nuevo León); en todo el Altiplano Central, y Pacífico Centro (Nayarit).

Recetas

FRESCO
Wakabakki

SECO
Pozole rojo
Caldo de camarón