CHILE SERRANO

México es centro de origen, domesticación y diversificación de la variedad Capsicum annuum, plantas compuestas por un tallo leñoso, tipo arbusto. Las flores casi siempre son blancas y a veces verdosas. El fruto varía de tamaño, color y sabor, dependiendo del tipo de suelo, clima, etcétera.
El chile serrano pertenece a esta especie, llamado de manera general chile verde, y acorde a ciertas regiones, lo nombran chile serranito, balín, corriente y criollo, entre varios más (Dra. Janet Long).
La designación de serrano posiblemente proviene de que se cultiva casi siempre en zonas serranas.
En general, este chile es de forma cilíndrica cónica alargada; de tamaño pequeño —de 3 a 6 centímetros—; frescos, van del color verde al verde oscuro; son rojos al madurar, y de picor intenso.
La producción y el consumo de chile serrano los localizamos principalmente en las regiones Altiplano Norte (Chihuahua, mayor productor), Altiplano Central, Golfo Centro y Pacífico Centro (Nayarit y Jalisco).
La temporada de mejores frutos corre de febrero a abril y de agosto a octubre.
El chile serrano fresco con o sin semillas, es picado, martajado o molido para salsas que acompañan a los antojitos, y distintas preparaciones a base de alguna carne; asado o hervido, martajado o molido, se emplea en salsas, moles ligeros o como base de chileatoles; frito, es conocido como chile toreado; entero o en rajas, es preparado en escabeche o con vinagre para ser enlatado, o conservado en frascos, para alargar la temporalidad del mismo.

Recetas

Callo de hacha con pico de gallo
Camarones en aguachile verde
Frijoles charros
Huatape de langostinos
Chilapitas con salpicón de calamar
Pozole verde
Enchiladas rojas
Mole de olla
Arroz blanco
Arroz rojo
Guacamole