GUAYABA

La guayaba y sus variedades pertenecen al género Psidium guajava spp., compuesto por alrededor de 100 especies de árboles tropicales pequeños de la familia Myrtaceae, nativas del Caribe (guava) y en general de las zonas cálidas y templadas del Continente Americano. La planta fue domesticada en México.
Los mexicas consideraban a la guayaba uno de los remedios más eficaces para curar la disentería, al preparar una infusión a base de hojas del árbol xalxócotl (náhuatl) o árbol del fruto arenoso, como referencia a los frutos, que contienen abundantes semillas pequeñas y duras.
El guayabo (árbol) llega a medir de 5 a 6 metros de altura; tiene hojas elípticas a ovaladas, flores blancas y frutos redondos, un poco achatados, de color verde claro cuando no han madurado y amarillo al madurar, de cáscara suave, delgada y comestible; pulpa color crema o rosada, de acuerdo con la variedad, de sabor dulce y perfumado, que contiene una gran cantidad de semillas pequeñas y duras.
Las guayabas sobresalen por su alto contenido de vitamina C.
Los mejores frutos se obtienen en la temporada que va de septiembre a febrero; la mayor producción está localizada en la Región Altiplano Central, y el mayor productor es el Estado de Aguascalientes.
Los mexicanos aprovechamos las guayabas, colocadas en la ofrenda del Día de Muertos; hervidas en agua, acompañadas de otras frutas y especias, en los tradicionales ponches decembrinos; frescas, la consumimos como postre: molidas, en la preparación de nieve, paletas heladas, agua fresca y licuados con leche; cocidas, como base de atoles, salsas dulces y picantes; relleno de tamales y panes (empanadas). Para alargar su temporada, las cocemos en almíbar o elaboramos jalea, ate y mermelada. Son importantes en la industria de néctares, jugos y refrescos.
En la medicina tradicional, las hojas, las ramas o la corteza del árbol son preparadas en infusión, y sirven como astringente intestinal o contra dolores de estómago; en gárgaras, esta infusión resulta un tratamiento eficaz para las encías inflamadas o ulceradas; y puede utilizarse en compresas para la cicatrización de heridas u otras afecciones en la piel.

Recetas

Empanaditas de guayaba