MAMEY

El mamey (Pouteria sapota) es una especie de la familia Sapotaceae. Planta nativa de México y norte de Sudamérica (zonas de clima tropical y subtropical). El fruto está relacionado con la zapotilla o chicozapote, fruto del árbol del chicle (Manilkara zapota) y con el caimito (Pouteria caimito), pero no con el zapote negro (Diospyros digyna) ni con el zapote blanco (Casimiroa edulis).
El nombre proviene del náhuatl tetzontzapotl, zapote color de tezontle (roca roja de origen volcánico de color rojo anaranjado); se le conoce como mamey colorado, zapote colorado, zapote mamey, entre otros. (Ricardo Muñoz Zurita)
El árbol del mamey llega a medir de 15 a 45 metros de altura. Posee hojas de elípticas a redondeadas; flores de color rosado y frutos ovoides, cáscara de color pardo y áspera; pulpa color naranja (salmón), de sabor dulce, que contiene de una a dos semillas duras de forma alargada y superficie lustrosa, de color negro o café.
Los mameyes sobresalen por su alto contenido en vitamina A (responsable del estado sano de la piel, ojos, dientes y encías), además de proteínas, calcio, fósforo y hierro.
Los mejores frutos se obtienen en la temporada que va de diciembre a marzo; la mayor producción se localiza en las regiones Golfo Centro, Yucatán, Central, Pacífico Norte (Sinaloa) y Pacífico Sur (Chiapas).
Aprovechamos los mameyes frescos como postre; en la preparación de nieves, paletas heladas y combinado con leche en licuados; cocido en leche, es base de dulces, gelatinas o flanes; de las almendras contenidas en las semillas, si se rallan y combinan con agua, se obtiene una aromática agua fresca.
La madera que proporciona el árbol, se utiliza en construcciones de tipo rural, escaleras, marcos de puertas, ventanas y cuadros de pinturas, muebles finos, plataformas para calzado, cachas de pistolas y tacos de billar.
Las semillas, que en algunas zonas llaman pixtle, si se tuestan y muelen, sirven para teñir el cabello canoso. El aceite extraído de las mismas se utiliza en la industria cosmética, y localmente se aplica como abrillantador del cabello, costumbre que ha permanecido desde tiempos prehispánicos.

Recetas

Dulce de platón de mamey