TOMATE VERDE (Miltomate)

El tomate y el miltomate son originarios de México. Plantas que pertenecen a la familia de las solanáceas. En la época prehispánica, en ciertas regiones de nuestro país, el uso y consumo del tomate era más común que el del jitomate.
El tomate (Physalis ixocarpa y Physalis philadelphica), también llamado tomate verde o tomate de cáscara, es el fruto de plantas herbáceas, tanto silvestres como domesticadas, que crecen bien en casi todos los climas y terrenos. Son plantas trepadoras, con flores amarillas —algunas variedades presentan manchas de color azul, verde o morado—. El fruto es globoso, y está cubierto por el cáliz que lo acompaña durante el desarrollo. Su forma es casi esférica, de color verde, que al madurar puede seguir verde o cambiar a amarillo o púrpura. La pulpa es carnosa y jugosa, de sabor ligeramente ácido o algo dulzón, que contiene numerosas semillas comestibles casi planas de color amarillo a café.
El miltomate (Physalis ixocarpa Bro, Physalis peruviana L., Physalis angulata y Physalis pubescens L.) es conocido como tomate milpero, tomate de milpa o tomatillo. Esta especie es sembrada en las milpas, de ahí su nombre; de menor tamaño que el tomate, pero con las mismas características que éste, excepto en que tiene mas semillas, más pequeñas y duras.
En México, dada su demanda, están siendo cultivados en grandes cantidades en las regiones Pacífico Norte (Sinaloa) y Pacífico Centro (Jalisco).
La temporalidad varía de acuerdo con la zona climática y variedad. La mayor producción y mejores frutos son obtenidos de enero a marzo.
El tomate y miltomate aportan carbohidratos, calcio, magnesio, fósforo, sodio y potasio, además de una buena cantidad de vitamina C.
Los consumimos frescos y picados, molidos o martajados como base de salsas, cebiches y cocteles a base pescados y mariscos, además de otras preparaciones que son servidas frías; asados o hervidos, son esenciales en ciertas salsas, pipianes, moles, distintos guisos caldosos o con salsas. Los cálices (cáscaras) participan en el cocimiento del tequesquite (carbonatos naturales), y fungen en muchas preparaciones de nuestra cocina como el polvo para hornear o las sales carbonatadas en la elaboración de tamales.

Recetas

TOMATE VERDE
Chilayo colimense
Enchiladas verdes

MILTOMATE
Huatape de langostinos
Tlatonile de la milpa