GALLETAS DE AMARANTO 6 a 8 porciones

INGREDIENTES

300 g de mantequilla
175 g de azúcar
3 huevos
200 g de harina de trigo
½ cucharadita de polvo para hornear
¼ de taza de jugo de naranja dulce
1/8 de taza de leche entera
250 g de semillas de amaranto reventado
c/s de plástico adherente
c/s de papel encerado

PROCEDIMIENTO

Batir la mantequilla con el azúcar y los huevos.
Aparte, cernir juntos la harina junto con el polvo para hornear y añadir a la mezcla de mantequilla. Seguir batiendo. Una vez integrados los ingredientes, agregar poco a poco la leche y el jugo de naranja.
Continuar batiendo hasta lograr una masa homogénea y tersa. Incorporar las semillas de amaranto y mezclar perfectamente hasta lograr una masa cuya consistencia permita manejarse.
Envolver la masa con plástico adherente y refrigerar durante media hora.
Precalentar el horno a 170°C. Refrigerada la masa, tomar una porción, manteniendo el resto en el refrigerador. Formar pequeñas bolitas y aplanar ligeramente; colocarlas en charolas de horno cubiertas con papel encerado, guardando distancia entre cada una de las galletas.
Hornear hasta dorar por abajo. Al salir del horno, despegarlas del papel, aún calientes. Enfriar sobre una rejilla.
Servir frías acomodadas en un platón o canastita.

GLOSA

A partir de la Conquista y colonización española en México, surge para estos nuevos pobladores el interés y la necesidad de cultivar el trigo en nuestro territorio, debido a que el pan elaborado a base de este cereal era un alimento básico en su dieta diaria. Pero además, las hostias para consagrar eran indispensables para la misa diaria. Los mexicanos supimos aprovechar tanto la introducción de este ingrediente, como el conocimiento de las técnicas de preparación, lo que dio como resultado nuestra extraordinaria panadería tradicional.

Productos

Amaranto