REGIÓN DE BAJA CALIFORNIA

La Región de Baja California está conformada geográficamente por una península que comprende los estados de Baja California y Baja California Sur. Se caracteriza por ser una de las zonas más áridas de México, rodeada por litorales que poseen una gran diversidad natural; a lo largo de ella, corren sierras que conforman tres grandes regiones naturales: el desierto de clima mediterráneo, los valles con pinos y humedales, y una franja estrecha y árida.
El desierto provee de frutos como la pitahaya, la ciruela de monte, la tuna de cholla, las semillas de mezquite, el piñón rosa y la bellota. El mar es pródigo en especies comestibles: totoaba, cabrilla, pargo, peje puerco, jurel, atún, sierra, lisa, mojarra, pámpano, marlín, bonito, robalo, roncador, tiburón, mantarraya, entre otros; tortugas marinas; moluscos, como abulón, callo de hacha, pata de mula, ostión, mejillón, almeja catarina y chocolata, y diversas variedades de caracol; crustáceos, como camarón, langosta roja y jaiba azul.
Actualmente, las principales actividades económicas en Baja California son la industria manufacturera, el turismo y la producción agrícola. En el Valle de Mexicali, se siembran hortalizas como espárragos, cebolla, algodón; cereales, como el trigo, la cebada y el maíz, y cítricos. En el Valle de Guadalupe, se cultivan las vides, con las que se producen vinos de gran calidad.
En Baja California Sur, las principales actividades económicas son el turismo, la agricultura y la exportación de sal de Guerrero Negro.

Recetas

Callo de hacha con pico de Gallo
Atún en costra de amaranto
Tacos de langosta de Puerto Nuevo